No hay dos sin tres

Hoy abri贸 sus puertas el Museo Fortabat, con una muestra que re煤ne obras de artistas argentinos, mexicanos y colombianos


14 Noviembre de 2017

La exposici贸n 鈥淭rilog铆a: Argentina, Colombia, M茅xico鈥, que abre hoy sus puertas en la Colecci贸n de Arte Amalia Lacroze de Fortabat, re煤ne 65 obras, quiz谩 de las menos conocidas, de artistas como Frida Kahlo, Fernando Botero y Antonio Berni, a partir de un gui贸n curatorial que recupera momentos m谩s individuales que hist贸ricos e ic贸nicos.

En el primer piso que espeja al dique de Puerto Madero, dispuestas sin orden cronol贸gico, con un arco temporal que va del siglo XIX a los a帽os ’70, aunque organizadas con ciertas afinidades tem谩ticas -ni帽os, religi贸n o naturaleza muerta, por ejemplo-, las obras que se exhiben en la 煤ltima muestra del a帽o del museo Fortabat sugieren una invitaci贸n especial: m谩s que plantear un consenso de discursos, llaman al placer de mirar por mirar.

 

Obra del colombiano Alejandro Obreg贸n Roses

 

Al menos dos razones parecen explicar esto: por un lado, se trata de una exposici贸n con curadur铆a compartida de los tres pa铆ses representados -Roberto Amigo, Carlos Arturo Fern谩ndez y Consuelo Fern谩ndez Ruiz-, y por el otro, las obras elegidas pertenecen a tres colecciones: las de la Argentina, de la colecci贸n Fortabat; mientras que las de M茅xico y Colombia corresponden al patrimonio de la empresa de seguros Sura de cada pa铆s.

En este sentido, el curador argentino Roberto Amigo sostuvo durante la recorrida de prensa que 鈥渘o aspiramos al M茅xico revolucionario ni a la Argentina cosmopolita ni a la Colombia regional campesina, sino a recuperar algunos momentos precisos de la obra de algunos artistas, a partir de trabajos que est谩n representados en estas colecciones鈥.

Con esta propuesta, el p煤blico puede ver “obras de momentos precisos m谩s que hist贸ricos”, agreg贸 por su parte Consuelo Fern谩ndez Ruiz, sobre esta exposici贸n internacional que desembarca para mostrar otros modos de acercarse a la historia del arte latinoamericano, sin intentar agrupar las obras por sus pa铆ses sino por “afinidades subjetivas”.

 

Obra del mexicano Rafael Coronel

 

Es as铆 que la propuesta curatorial desplaza las im谩genes m谩s representadas de algunos artistas, como Fernando Botero, Carlos Alonso, Raquel Forner o Frida Kahlo, y agrega referentes no tan conocidos pero con gran trayectoria en sus pa铆ses, como los colombianos Alejandro Obreg贸n, Andr茅s de Santamar铆a y D茅bora Arango; los mexicanos Federico Cant煤, Rafael Coronel y Emilia Ort铆z; y los argentinos Jorge de la Vega y Leopoldo Presas.

Por primera vez se re煤ne en un mismo espacio arte colombiano muy diverso, adem谩s del exponente m谩s revisitado, Botero, de quien se exhiben trabajos que marcan lo que despu茅s ser谩 su estilo m谩s fiel, las figuras voluminosas; despu茅s de dos d茅cadas regresa a Buenos Aires el mexicano Chucho Reyes (Jes煤s Reyes Ferreira); y de Kahlo se incluye un retrato que anticipa el derrotero de su impronta art铆stica.

Como un retablo religioso, conviven una acuarela de la colombiana D茅bora Arango P茅rez de un Cristo deformado rodeado por sus devotos con el rostro de otro Cristo m谩s colorido e iconoclasta de Chucho Reyes, el pintor que el propio Marc Chagall bautiz贸 de 鈥淢arc Chagall mexicano鈥; y a contramano el argentino Leopoldo Presas irrumpe con un gran cuadro de un Cristo lacerado.

 

Obra del argentino Jorge de la Vega

 

Fuera de ese oasis sacro, la muestra incluye una serie protagonizada por ni帽os, con obras de tipo m谩s costumbrista y de firmas familiares: Diego Rivera y sus 鈥淣i帽os almorzando鈥 y 鈥淩etrato de Juanita鈥, el rosarino Antonio Berni con 鈥淟a ni帽a con zapallo鈥 y pinturas de la mexicana Mar铆a Izquierdo, como “Ni帽a con sombrero rojo”, de impactante realismo visual y de arraigo festivo popular.

Como no pod铆a ser de otra forma, la huella de los pueblos latinoamericanos, la tierra y la clase trabajadora se muestra en distintas vertientes. Una de ellas, de la mano de la artista mexicana Celia Calder贸n y su obra 鈥淟a hilandera鈥, en la que se ve a una mujer de perfil yucateto trabajando, as铆 como tambi茅n el 贸leo 鈥淓l yerbero鈥, una pintura cargada de luces y sombras de otro mexicano, Rafael Coronel.

Una suerte de muralla cubo divide en dos el primer piso de la Colecci贸n de Arte de Fortabat. All铆 est谩 el retrato que Frida Kahlo realiz贸 a su sobrino en sus 茅pocas m谩s tempranas, que seg煤n los curadores esboza lo que ser谩 su marca personal: la inclusi贸n de una mu帽eca de trapo, autorretrato, mucho color y rasgos de sufrimiento. Inseparable, a su lado, se exhibe una pintura, esta s铆 m谩s famosa, de Rivera: 鈥淩etrato de la se帽ora Beteta鈥.

En l铆nea con la troupe de artistas mexicanos, destaca una impresionante obra de David Alfaro Siqueiros, una escena de desigualdad social. Su t铆tulo, “Entrega de juguetes”, lo anticipa: de espalda, dos mujeres bien vestidas otorgan presentes a una masa uniforme, como gris谩cea, poblada de padres que cargan a sus hijos.

Otra obra que impacta en este recorrido es 鈥淓l caballero de Mateo鈥 de Alejandro Obreg贸n, un retrato en el que un ni帽o vestido de guerrero mira fijo con sus ojos azules que hipnotizan.
Tambi茅n un imperdible es 鈥淓ncore Dr. Tulp鈥 del argentino Antonio Segu铆, en la que retoma la lecci贸n de anatom铆a del holand茅s Rembrandt para dotarla de humor interviniendo esa imagen con graffitis.

En otro tono, el tema de la naturaleza muerta compone un llamativo sector de la exposici贸n, en el que domina una gran obra de Botero exagerada en colores rosados y una preciosa serigraf铆a de dos rodajas de sand铆as del inconfundible mexicano Rufino Tamayo.
La diversidad de fechas, estilos y artistas hacen de “Trilog铆a: Argentina, Colombia, M茅xico” una propuesta aut茅ntica, que en vez de plantear una identidad compartida en el arte latinoamericano prefiere dejar esos discursos historiogr谩ficos para el “recupero del goce visual por la pintura”.

La muestra se podr谩 visitar hasta el 18 de febrero en la Colecci贸n de Arte Amalia Lacroze de Fortabat, Olga Cossetini 141 (CABA), de martes a domingos de 12 a 20.

 

(T茅lam)


ALGO MÁS