La obesidad infantil se extiende en nuestro pa铆s

Argentina tiene una de las tasas m谩s altas de sobrepeso de la regi贸n; medidas para prevenir que la enfermedad crezca y la importancia de la educaci贸n alimentaria.

por Diario Vivo NB
22 noviembre de 2017

Argentina tiene una de las tasas m谩s altas de sobrepeso y obesidad infantil. M谩s a煤n: la problem谩tica desplaz贸 a la desnutrici贸n, en sinton铆a con lo que ocurre en el resto de Am茅rica latina, salvo en Hait铆, en donde la falta de acceso a los alimentos hace estragos.

En este contexto, la Organizaci贸n Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y la Sociedad Argentina de Pediatr铆a (SAP) acordaron promover, en forma conjunta, iniciativas para prevenir el creciente sobrepeso y obesidad en los ni帽os y adolescentes del pa铆s. La epidemia incluso puede comprometer la salud de las generaciones futuras.

Argentina tiene la segunda tasa m谩s alta de sobrepeso en menores de 5 a帽os de Am茅rica Latina y el Caribe con un 9,9 por ciento, seg煤n el Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional elaborado por OPS/OMS y la FAO. Casi nueve de cada diez alimentos que se publicitan durante los programas infantiles de la TV argentina tienen bajo valor nutritivo y alto contenido en grasa, az煤cares o sal, de acuerdo con un an谩lisis hecho por la Fundaci贸n Interamericana del Coraz贸n (FIC).

En adolescentes de 13 a 15 a帽os, el sobrepeso aument贸 un 17 por ciento en cinco a帽os, al pasar del 25 por ciento, en 2007, al 29 por ciento en 2012, seg煤n cifras oficiales. El consumo de alimentos ultraprocesados -con cantidades elevadas de sodio, az煤cares, grasas, a帽adidos en la fabricaci贸n, como pueden ser snacks y bebidas azucaradas-, es un importante contribuyente a la epidemia de obesidad y al aumento del sobrepeso que afecta a Am茅rica Latina.

En este sentido, la OPS/OMS y la SAP afirmaron que es necesario -tal como se se帽ala en el Plan de acci贸n para la prevenci贸n de la obesidad en la infancia y adolescencia de OPS/OMS avanzar en regulaciones para proteger a los ni帽os de la publicidad de productos alimenticios y bebidas con altos contenidos de az煤car, grasas y sodio. “Como las empresas no tienen obligaci贸n de poner esta informaci贸n,聽actualmente la rotulaci贸n no permite que sepamos qu茅 cantidad de az煤car y otros agregados tienen los productos”, explica Diario Vivo Sebasti谩n Laspiur, consultor de enfermedades no transmisibles de la OPS/OMS en la Argentina.

Los productos alimenticios, adem谩s,聽son promocionados como saludables y utilizan personajes animados para captar la preferencia de padres y ni帽os. “Est谩 muy estudiado que la poblaci贸n infantil interpreta que esos alimentos son para ellos y el reclamo por este tipo de productos aumenta”, agrega Laspiur. Cuidar los ambientes escolares, y que all铆 se vendan alimentos saludables y haya disponibilidad de agua, la promoci贸n de la lactancia materna, la educaci贸n alimentaria, la actividad f铆sica y la aplicaci贸n de tributos sobre las bebidas azucaradas son otra de las medidas que recomiendan los organismos sanitarios para prevenir una epidemia que se extiende.聽

Argentina se encuentra entre los mayores consumidores mundiales de gaseosas, una bebida con alto contenido de az煤car que tambi茅n contribuye a la epidemia de obesidad.

El sobrepeso y obesidad aumentan los riesgos de tener enfermedades coronarias, ACV, diabetes, c谩ncer (de endometrio, mama, colon, h铆gado, ri帽ones etc.), trastornos como osteoartritis e hipertensi贸n, entre otras afecciones. En el caso de los ni帽os, no s贸lo compromete su estado de salud actual, sino tambi茅n en el futuro.

Adem谩s, seg煤n un an谩lisis secundario de la Encuesta Mundial de Salud Escolar 2012, desarrollado por UNICEF Argentina, los adolescentes de bajo nivel socioecon贸mico (medido a trav茅s del nivel educativo de los padres) tienen un 31 por ciento m谩s de probabilidad de tener sobrepeso respecto de los adolescentes del nivel socioecon贸mico m谩s alto

UNA EPIDEMIA NATURALIZADA

“Las enfermedades no transmisibles al ser de curso de desarrollo lento y de soluci贸n lenta tambi茅n o de control epidemiol贸gico de mayor lentitud tienden a no generar niveles de sensibilidad o alerta”, se帽ala Laspiur.

El contraste con enfermedades como el dengue o聽chikungunya es uno de los ejemplos m谩s claros en este sentido.聽“Estas epidemias generan un estado de sensibilizaci贸n social y alerta que hacen que los dispositivos sean altamente puestos en actividad. En cambio las enfermedades no transmisibles a veces son naturalizadas, se las atribuye a una cuesti贸n inevitable que tiene que ver con la decisi贸n de las personas. Y esto es una percepci贸n que hay que cambiar. Ac谩 no hay una decisi贸n de las personas de ir contra la salud”, resalta el especialista.

Laspiur adem谩s advierte que el avance en las pol铆ticas a favor de la educaci贸n y el control de los alimentos est谩 siendo obstaculizado por sectores involucrados en la producci贸n de los alimentos y productos cuestionados. “La industria alimentaria naturalmente聽es un actor que se defiende”, destaca.

 


ALGO MÁS
  • D铆a 7: Sin rastros del ARA San Juan

  • A pesar del gran operativo de b煤squeda desplegado, la Armada no tiene ninguna localizaci贸n del submarino con 44 tripulantes a bordo, que desapareci...
Simple Share Buttons